top of page

¿LOS ALGORTIMOS ESTÁN DESTRUYENDO EL DESCUBRIMIENTO MUSICAL?

Actualizado: 8 feb

Este artículo es una versión adaptada del artículo original: Are Algorithms Killing Music Discovery? escrito por Nyshka Chandran de Resident Advisor. Leer el artículo original aquí





En su nuevo libro, el escritor de The New Yorker, Kyle Chayka, expone por qué cree que los algoritmos están arruinando la capacidad de una persona de desarrollar un gusto único. Las recomendaciones determinadas matemáticamente en las redes sociales, las plataformas de streaming y otras plataformas están decidiendo qué música, comida, arte y entretenimiento se vuelve popular, explica. El algoritmo promueve el promedio más amplio posible, “influyendo en las canciones que escuchamos, los amigos con los que nos mantenemos en contacto”, escribe, advirtiendo que la cultura se está homogeneizando como resultado.


Este tema se discute con mucho interés en la industria musical, donde las colocaciones en las listas de reproducción de Spotify pueden catapultar las carreras de los artistas. Los jefes de sellos y las agencias de talentos a menudo critican la curación impulsada por máquinas, lamentando cómo las principales plataformas de streaming manejan el descubrimiento musical. Muchos dicen que se está volviendo más difícil lanzar nuevos actos porque los feeds y las sugerencias impulsados por algoritmos que priorizan lo que Chayka llama “contenido escalable”: “las cosas que evitan alienar a las personas, que te mantienen enganchado tanto como sea posible, incluso si ese enganche es muy superficial”. Según ese argumento, es más difícil para los oyentes encontrar nuevos artistas de nicho.


No es ningún secreto que la economía del streaming ha impactado drásticamente la creación y el descubrimiento musical. Las nuevas canciones de pop y hip-hop se están haciendo más y más cortas para competir por el compromiso del oyente. El puente, la parte entre el verso y el coro, también está desapareciendo a favor de introducciones rápidas y coros más tempranos para mantener tu atención.


Pero si bien el streaming y las redes sociales han impactado sin duda en lo que se produce y se consume, los sonidos underground seguirán prosperando en otras plataformas. Las escenas de vanguardia o experimentales son, por naturaleza, resistentes tanto en línea como fuera de línea, ya sea en fiestas caseras o en los márgenes polvorientos de Internet.


Perspectivas desde el terreno.


Dominic Flanagan, cofundador y director artístico del querido sello británico LuckyMe, cree que la popularidad de las redes sociales y el streaming ha sido muy sobrevalorada. Hablando con Resident Advisor, el veterano de la industria musical, que también es gerente de A&R en Warp Records, describió por qué estas plataformas no deberían ser un indicador de buena música.


La monocultura es más fuerte que nunca, señaló, refiriéndose a cómo la gente de todo el mundo está consumiendo las mismas narrativas y estéticas que se impulsan a través de los medios de comunicación convencionales. “Ese no es el lugar donde escucho música o busco música, voy a conciertos, escucho la radio y hablo con mis amigos”, dijo. “La subcultura está muy lejos de las cosas que nos están mostrando”.


“Sugeriría que los buenos músicos se acostumbren a no tener una tracción loca en Internet y que todos dejemos de confundir eso con el éxito o el mérito”, continuó. “Descubramos nuevos artistas a través de los medios y la radio, a través de conciertos, a través de la distribución independiente en todo el mundo”.


Este artículo es una versión adaptada del artículo original: Are Algorithms Killing Music Discovery? escrito por Nyshka Chandran de Resident Advisor. Leer el artículo original aquí

bottom of page